Oración al Santo Niño de Atocha

Oración al Santo Niño de Atocha

Oración al Santo Niño de Atocha su Origen : La ciudad de Atocha se encuentra en España y se sabe que el siglo XIII fue completamente invadida por los musulmanes.

Encarcelaron a todos los que practicaban la fe cristiana sin comida ni bebida como método de castigo severo por sus creencias.

En ese momento, sólo se permitía a los niños de doce años alimentar a los prisioneros y fue allí donde el Santo Niño de Atocha hizo su aparición.

Los prisioneros comenzaron a ser visitados por un niño que venía a ellos todos los días con una canasta con comida donde todos comían hasta que se llenaban.

Lo sorprendente era que no había escasez de comida y la cesta siempre tenía algo para ellos.

El niño llevaba ropa sencilla como un peregrino, pero al ver el milagro de la multiplicación de los creyentes en la comida, supo que era el mismo niño Jesús que había venido a alimentarlos.

Santo Niño de Atocha
Santo Niño de Atocha

 

Oración al Santo Niño de Atocha para que abra los caminos.

Misericordiosa y buena Infanta de Atocha, vengo ante ti para decirte cuanto te amo y te necesito, quiero que vuelvas tus ojos misericordiosos hacia mí y veas la desesperación y aflicción que me abruma, yo He hecho todo lo que estaba a mi alcance, pero mis problemas son graves y no he encontrado una solución, ustedes que son tan milagrosos no se alejen: les pido ardientemente que me envíen su ayuda, les pido consuelo y un ayuda urgente Seguir leyendo Santísimo y Santo Niño de Atocha, protector de todos los hombres, protección del impotente divino curandero de toda enfermedad.

Ver  Oración por nuestros hijos

Santo Niño poderoso: Dios te salve, te alabo en este día y te ofrezco estas oraciones: (tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias), en memoria del día que encarnaste en las entrañas puras e inmaculadas. de tu dulce y amorosa Madre, desde la santa ciudad de Jerusalén hasta Belén.

Por la fe que tengo en ti, escucha mis oraciones, por la confianza que pongo en ti, concédeme lo que humildemente te pido: (pregunta qué quieres lograr).

Yo que te amo por encima de todo, quiero alabarte sin cesar, junto a los coros de Querubines y Serafines, adornados de perfecta sabiduría. Espero, muy preciosa niña sagrada de Atocha, una feliz respuesta a mi súplica.

Sé que no me arrepentiré de ti, y que tú también me concederás una buena muerte, para que pueda acompañarte a Belén de gloria.

Amén.

Él, conocedor de todos los misterios y astuto de grandes maneras, nos regala el milagro de mostrarnos los caminos en todo momento para que los recorramos con confianza y seguridad.

Estos pasos que parecen falsos o imposibles de cruzar, lo cierto es que con la ayuda del Santo Niño de Atocha, podrás pasar.

La oración puede abrirnos caminos en el mundo financiero, en la escuela, en la familia o para los planes o metas que deseamos alcanzar.

Oración al Santo Niño de Atocha por protección.

Sabio niño Jesús de Atocha, protector general de todos los hombres, protección general del médico divino impotente de toda enfermedad.

Hija poderosa, te saludo, te alabo en este día y te ofrezco estos tres Padres nuestros, Ave María con gloria, en memoria de este camino que has hecho, encarnado en las más puras entrañas de tu vida. Madre cariñosa, desde esta ciudad santa de Jerusalén hasta su llegada al pesebre.

Ver  Oración Por Los Enfermos

Por estos recuerdos que tengo ese día te pido que me concedas lo que te ruego …

Por lo cual presento estos méritos y los acompaño con los del coro de querubines y serafines, que se adornan de sabiduría, por lo cual espero, hijo de Atocha, un buen cargo en lo que te ruego y reclamo, y Estoy seguro de que no me iré con el corazón quebrantado por ustedes, y que llegaré a una buena muerte, para acompañarlos al pesebre de la gloria.

Amén.

(Aquí se hace la solicitud y se piden tres Padres Nuestros, tres Avemarías y Gloria)

Protector de quienes creen en él a pesar de las circunstancias.

Así como personas ayudadas y protegidas que lo vieron aparecer por primera vez también lo harán con nosotros.

Puede que ya no aparezca en forma de niño ni lo vea acercándose físicamente a nosotros, pero el milagro siempre ocurrirá cuando le pidamos con fe y con certeza que nos escuche y acuda a nuestra llamada de auxilio.

Oración milagrosa al Santo Niño de Atocha por la salud

¡Oh querido y dulce Santo Niño de la Salud !, Mi amado Niño, mi gran consuelo: vengo en tu presencia abrumado por el sufrimiento causado por mi enfermedad, y movido por la mayor confianza para implorar tu divina ayuda.

Sé que cuando estabas en este mundo, sentías pena por todos los que sufrían, especialmente por aquellos que estaban atormentados por el dolor.

Por el amor infinito que debiste haberles dado, los sanaste de sus dolencias y dolores, y tus milagros fueron una demostración palpable de tu bondad, amor eterno y misericordia.

Ver  Hechizo de embarazo solo necesitas 3 objetos 🤍

Por eso, ¡Oh querido Niño de la Salud !, Mi amado Niño, mi gran consuelo, humildemente te pido que me concedas la fuerza para soportar el dolor, el alivio y el consuelo en los momentos más difíciles y, sobre todo, gracia muy especial, para recuperar mi vigor, mi energía, mi salud, si eso conviene al bien de mi alma.

Con esto podré alabarte, agradecerte y adorarte durante toda mi vida.

Amén.

 

Deja un comentario