Oración por nuestros hijos

Los niños son una recompensa de Dios, una gracia que el da. Pero como padres, también tenemos responsabilidades que debemos asumir: educarlos, apoyarlos, corregirlos, guiarlos y  hacer Oración por nuestros hijos.

Y la ayuda de nuestro Señor no es demasiado; debe permanecer en el centro de nuestra familia y de las decisiones que tomamos por ellos.

Porque, cuando vemos cómo evoluciona la sociedad, cómo desaparecen los valores y, sobre todo, cómo las familias ya no son valoradas ni ayudadas, debemos entender que no es el sistema de este mundo el que podrá responder a sus necesidades. Recemos para que las promesas de Dios se cumplan en la vida de nuestros hijos.

 

Oración por nuestros hijos

ORACIÓN DE LOS PADRES POR SUS HIJOS

Señor Dios, Padre Todopoderoso, nos has dado el don de tener hijos, y nos has confiado el cuidado de su educación. En sus manos, encomendamos su futuro.
Mantenerlos alejados del mal, protegerlos del peligro, sostenerlos en la tentación. Háganlos firmes en la fe, perseverantes en la oración e irreprochables en la conducta de sus vidas.
Vengan también en nuestra ayuda, para que nuestro comportamiento no les cause escándalo, sino que sea una luz que lleve al bien.
Concédenos la gracia de conocer siempre la alegría en medio de ellos, y finalmente, después de esta vida terrenal, dígnate reunirnos a todos contigo en tu Paraíso.
Oración por nuestros hijos
Oración por nuestros hijos

 

Oración a Dios Padre por Nuestro Hijos

Padre de la gloria,

Oración a los Hijos
Oración a los Hijos

Padre, te pido tu ayuda para que como padre pueda darles una buena educación espiritual, una buena conducta y unos buenos modales.

Dame fuerzas para no rendirme ante todas las pruebas con las que me encuentro. Entre la vida profesional, la vida matrimonial y otras actividades, no es fácil encontrar tiempo para ellas.

Es fácil rendirse, sentirse desesperado y solo.

Me recompongo y me resisto a no dejar que el sistema del mundo les dé forma. Me tomo en serio mi papel de padre, para darles un ejemplo de integridad. Como yo soy el ejemplo de Cristo, que sigan mi ejemplo.

Dame tu apoyo para que pueda darles todo lo que necesitan.

Que puedo corregirlos, evitarles las malas compañías. Soy muy consciente de que es la futura generación la que está en manos de nuestros padres.

Confío en Tu Palabra para hacer declaraciones de fe en sus vidas. Palabras de bendición y profecías sobre su futuro. Que Tus mandamientos e instrucciones dirijan sus pasos, y que mantengan Tus preceptos en el fondo de sus corazones.

Te doy toda la gloria y las gracias, porque eres el que provee en todo. Te agradezco este amor infinito y especialmente que reine en mi familia para que permanezcamos unidos.

En el nombre de Jesucristo, ¡amén!

 

 

Deja un comentario